Una página de producto excepcional motiva, informa y transmite confianza a los clientes. Debería actuar como el mejor dependiente de su empresa.

Y los buenos vendedores saben que hoy en día los clientes están más informados que nunca.

La gente ya no se contenta con lo que dicen los famosos y los personajes patrocinados por las marcas, ni hacen caso de las cantinelas oficiales. Quieren oír la historia cuando están interesados en comprar algo y quieren oírla de la boca de las personas en quienes confían: amistades, compañeros y gente que de verdad ha comprado y utilizado el producto.

Por eso, una buena página de producto necesita más que una simple foto y un botón que diga «Comprar ahora».

De acuerdo con Webcollage, plataforma para publicar contenido variado sobre productos, se ha comprobado que el contenido optimizado, del tipo imágenes, vídeos, visitas interactivas, tablas comparativas, panoramas de 360º y demás, incrementa las ventas entre un 12 % y un 36 %.

Pero no todo pasa por los ingredientes; cómo se combinan también es fundamental. La plataforma ha constatado que casi un 60 % de los espectadores tienen más probabilidades de interactuar con un vídeo en internet si se muestra al lado o dentro de un bloque de texto..

Así que, en homenaje a la colaboración entre Reevoo y Webcollage, a continuación presentamos nuestra guía definitiva para crear la página de producto perfecta.

Para ver la grabación del seminario online (en inglés), haga clic aquí.

1. Contenido generado por los usuarios

El contenido generado por los usuarios (UGC, por sus siglas en inglés) es el mejor medio para dar a conocer nuestra marca, ya que los clientes lo hacen por nosotros. Una página de producto dinámica debe disponer de varias plataformas donde mostrar interacciones y testimonios elocuentes de nuestros consumidores.

Las opiniones de los usuarios son la «prueba» más convincente que se le puede dar a un comprador. El 92 % de los consumidores miran reseñas en internet antes de tomar una decisión de compra. De ahí que mostrar testimonios entre iguales sea algo de cajón para las páginas de producto. Deben ocupar un lugar prominente; su empresa no tiene nada que esconder y los clientes quieren saberlo. Las opiniones también ayudan con los buscadores y el posicionamiento web.

Los vídeos y las fotos generadas por los usuarios aportan otro elemento de inmersión más. Crear una experiencia emotiva elocuente surte mucho más efecto sobre las decisiones de un consumidor en lo referente a una marca que cualquier dato estadístico que pueda presentar una empresa.

También supone una buena ocasión para incluir contenido de influencers, que se han ganado el título de «avaladores famosos» por mérito propio. Sin embargo, debemos recordar que su atractivo radica en el hecho de que son otro usuario más.

Las funciones como Ask-an-owner, que permiten hacer preguntas a alguien que ya tiene el producto, también son elementales.

Dr marten product page solutions

Las empresas deben hacer posible que los clientes potenciales puedan plantear a los clientes que ya disponen del producto aquellas dudas que no hayan quedado resueltas en la sección de preguntas frecuentes. De este modo, nuestra empresa resulta más transparente y digna de confianza. Y, lo que es mejor, aliviamos al equipo de atención al cliente de la carga de tener que responder a todas y cada una de estas consultas.

2. Una experiencia del producto variada

Una página de producto excepcional emplea contenido multimedia variado para dar vida al artículo en cuestión. Lograr un buen equilibrio entre el contenido generado por los usuarios (la clientela) y el contenido profesional (el de la empresa) es la clave para que resulte convincente.

Los vídeos y las fotos en detalle de los productos crean una imagen tridimensional que consigue que el artículo cobre vida más allá de la pantalla, en las mentes de los consumidores. Los vídeos permiten que los clientes vean el producto en acción y se lo puedan imaginar en sus propias vidas.

currys product page

Igualmente, las fotos en detalle hacen que los artículos pierdan el misterio y el hermetismo, lo que clarifica las posibles confusiones, desmiente las informaciones falsas que puedan tener los clientes y, en última instancia, acaba con las costosas devoluciones.

Las instrucciones pormenorizadas también crean una experiencia más completa en la página de un producto. Vienen a decir que una empresa sabe explicar a sus clientes exactamente lo que van a llevarse y cómo deberían utilizarlo. La información es poder y genera confianza a los posibles clientes. Además, ayuda con la optimización en los buscadores.

Por otro lado, mostrar las existencias al minuto y facilitar información sobre la entrega y las devoluciones también contribuye a convertir un producto que no es más que un «hipotético enlace» en una página web en algo que otras personas quieren. Que algo se agote o tener que devolver un artículo es ley de vida y los clientes quieren saber cómo reacciona cada marca en esos casos. Si se gestiona bien, incluso puede inducir un sentido de urgencia.

La página de producto ideal no solo debe conseguir que la experiencia de compra por internet sea sencilla e intuitiva, sino que debe aportar valor a otros productos de la marca. - Highlight to share -

Un chat de atención al cliente virtual puede demostrar que una empresa es verdaderamente atenta a la necesidades de los clientes. Pero, de ser posible, las conversaciones deben ser abiertas al público.

3. Navegación fácil

La página de producto ideal no solo debe conseguir que la experiencia de compra por internet sea sencilla e intuitiva, sino que debe aportar valor a otros productos de la marca.

Las «migas de pan» en las páginas simplifican la navegación por el catálogo de productos de una marca e invitan a los clientes a recorrer el rastro de la oferta. Consigue que el proceso de compra se asemeje más a un viaje y no tanto a un periplo por tierras desconocidas.

Asimismo, es aconsejable exponer las variantes de un mismo producto y otras opciones de venta cruzada junto con el artículo en cuestión. Mensajes como «Este artículo también está disponible en…» o «Si te gusta esto, también te puede interesar…» son ideas simples pero efectivas no solo para incrementar las probabilidades de que un cliente compre (ya que le damos más y mejores opciones), sino de que realice compras múltiples.

ebuyer product page

Sobra decir que contar con una web que se adapte a los diversos dispositivos móviles es básico en 2018, pero además las páginas de los productos deben dar tan buena imagen y funcionar igual de bien en un móvil o en una tableta que en la pantalla de un ordenador. Se trata de un factor primordial, dado que el 40 % de los usuarios se irán a la competencia si han tenido una mala experiencia en la página móvil de una marca y que el 33 % de todas las ventas en internet ya se realizan desde un dispositivo móvil. Los clientes exigen ver lo que buscan desde sus teléfonos y comprar con la tableta sin tener que volver a conectarse.

Una llamada a la acción clara es como el gatillo que los clientes por fin pueden apretar. Debe destacar. Ser ingeniosa. Incluso puede ser un gran botón rojo que exclame «Aquí está la felicidad». Lo importante es dar visibilidad al siguiente paso de compra; hacer la tramitación obvia, evidente y atractiva.

En resumen, una página de producto perfecta debe persuadir a los clientes potenciales para que se animen a llenar el carrito electrónico, pasear por más pasillos virtuales de la tienda y, finalmente, volver a menudo.

Y para ello hace falta más que un mero botón que diga «Comprar ahora». Si su empresa aplica estas medidas, su página sin duda destacará.

¿Variada, informativa y dinámica? Así es una página de producto verdaderamente excepcional.

Subscribers get our content first Plus exclusive stuff and plenty of good vibes. Give it a try — it only takes a click to unsubscribe.
¿Qué hace que la página de un producto sea perfecta?